Archivo de la etiqueta: electricidad

Cobrar la electricidad por horas hará que sea más barata (más de lo que dice el gobierno)

Si el próximo domingo, después de discutir con mi cuñado de fútbol (el pobre no tiene mucha idea), regreso a mi casa y no puedo entrar porque la cerradura está rota, llamaré rápidamente a un cerrajero para que la repare. Procuraré no llamar a los que empapelan las ciudades de pegatinas (algunos cuasi-ladrones), sino a un profesional que se anuncie en páginas amarillas o similar. Aunque intente cerrar un precio antes de su visita, inevitablemente el servicio en fin de semana será más caro que en un día laborable, el cerrajero renuncia a sus horas de ocio y las cobra más caras (y tan caras).

Si por el contrario lo que se rompe es la puerta del trastero, esperaré al lunes para llamar al cerrajero, así el servicio será más barato. Ganamos los dos, el cerrajero puede seguir ejerciendo de macho alfa mientras hace la paella del domingo con sus amigos, yo me ahorro un dinerillo y no tengo que cargar con medio trastero para ir a la playa. Los consumidores tomamos decisiones racionales en función de su coste. Lógicamente, si el cerrajero me cobrase lo mismo un domingo que un lunes, lo llamaría el mismo domingo.

Con la electricidad ocurrirá a partir de abril algo parecido. Es decir, no costará siempre lo mismo, su precio variará y los consumidores podremos tomar decisiones en función de su precio. La electricidad no cuesta igual en todos los momentos del día, ni todos los días de la semana. Sin embargo, los consumidores, hasta ahora, pagábamos lo mismo a cualquier hora, por lo tanto, estábamos haciendo un consumo que no ayudaba a las compañías eléctricas (pobrecitas). Siguiendo con el símil de nuestro cerrajero, lo estábamos haciendo trabajar los domingos y eso encarecía el precio del servicio.

El gobierno ha dicho que el precio de la electricidad será más barato con el nuevo sistema de facturación porque nos ahorramos los intermediarios financieros. Yo estoy de acuerdo. Además, yo soy más valiente y afirmo que el precio de la electricidad será aún más barato. Si los consumidores sabemos cuándo es más barata la electricidad y adaptamos una parte de nuestro consumo, el precio medio de la electricidad bajará y lo notaremos todos. No me veo discutiendo de fútbol con mi cuñado a las tres de la mañana para ahorrar electricidad, pero sí que puedo encender el termo eléctrico a esa hora con un programador.

Si la electricidad es más barata en ciertas horas modificaremos nuestros hábitos y conseguiremos pagar menos por la electricidad (esperemos que no sea a costa de enemistarnos con el vecino por el ruido).

Si la electricidad es más barata en ciertas horas modificaremos nuestros hábitos y conseguiremos pagar menos por la electricidad (esperemos que no sea a costa de enemistarnos con el vecino por el ruido).

En definitiva: La electricidad pasará a ser cobrada por horas en función de su coste real. Por esta razón, los consumidores modificaremos parte de nuestros hábitos y conseguiremos un precio de la electricidad más bajo (al consumirla en horas más baratas).

Tu factura de la luz no puede ser más transparente y confusa

Iberdrola vuelve a intentar confundirnos. Durante años se ha puesto la etiqueta de empresa que producía energía verde, cuando el grueso de su producción no lo era (sólo el 15% de su producción proviene de energías renovables en el periodo 2005-20012, según Greenpeace).

Para que no la culpemos de la creciente subida del recibo de la luz emite información no exacta o que da lugar a confusión. Es cierto que el principal responsable de la escalada en los precios de la electricidad es el regulador, es decir el gobierno de España. En concreto la política de energías renovables que estableció el gobierno del PSOE de Jose Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, la defensa que esgrime Iberdrola no puede ser el gráfico siguiente:

La explicación de Iberdrola sobre los costes de la electricidad da lugar a confusiones

La explicación de Iberdrola sobre los costes de la electricidad da lugar a confusiones

La información está puesta de tal forma que parece que el 38% de la factura se dedica a pagar la electricidad y el resto a pagar otras cosas. Esto no es del todo cierto. Analicemos cada detalle:

 

Coste de 51€

Algunas personas me han preguntado cómo puede ser que el recibo medio sea tan reducido. En España hay millones de pisos de segunda residencia. Estos pisos tienen cada mes el consumo mínimo (excepto en la temporada de vacaciones) y bajan mucho la media.

 

Cargas fiscales 15.7€ (30%)

Aquí se incluye el IVA, ¡como en todos los productos que compramos los consumidores! Es cierto que la carga fiscal de la electricidad es excesiva, ya que tiene un 6% de un impuesto especial. Si consideramos la electricidad como un artículo de primera necesidad para las familias con menos recursos, este impuesto está fuera de lugar. Si además consideramos la electricidad como un elemento clave para la competitividad de las empresas exportadoras este impuesto se debería eliminar.

Hay un 3% de carga fiscal que no sé de dónde proviene.

 

Subvenciones medioambientales 9.7€ (19%)

Estas subvenciones son para las energías renovables (solar y eólica principalmente). Es decir, este dinero se destina a que tengamos electricidad, pero el redactado del texto induce a pensar que son subvenciones para la cría del lince o la regeneración de fondos marinos.

Es cierto que el dinero que destinamos a las energías renovables es excesivo y muy poco eficiente. Las energías renovables son necesarias, y cada vez deben tener mayor protagonismo, pero no a cualquier precio.

 

Subvenciones territoriales 1.9€ (3.7%)

Supongo que se referirá a las subvenciones que perciben las llamadas extrapeninsulares. Generar la electricidad en las islas Baleares y en las islas Canarias es más caro que en la península. Allí no disponen de las fuentes más baratas de electricidad (hidráulica y nuclear). Para que el recibo en las islas no sea muy caro está subvencionado. Esta subvención está relacionada con la electricidad y lo que consigue es que todos los ciudadanos paguemos lo mismo por la misma. De nuevo el redactado puede inducir a pensar que es una subvención para que el territorio de La Rioja tenga más vino, o que Extremadura tenga más buitres, pero no, este dinero es para que algo más de 3 millones de ciudadanos paguen lo mismo por la electricidad que el resto.

Se podría objetar que esta subvención procediese de los presupuestos generales del Estado. Desde mi punto de vista el recibo de la luz es muy proporcional, es decir paga más electricidad el que gana más (porque tiene la casa más grande, tiene más electrodomésticos, o porque tiene más casas), con lo que me parece bien que se pague a través del recibo de los hogares. Las empresas deberían estar al margen de esta vía de compensación.

 

Ayudas sociales 1.3€ (2.5%)

A falta de más información supongo que se referirá al bono social. Las familias con menos recursos (pensionistas, parados, familias numerosas) tienen la luz más barata. Como en el caso anterior podría pagarse vía presupuestos y yo defiendo que se pague por el recibo, pero no por parte de las empresas. De nuevo la redacción del texto incita a pensar que este dinero es para pagar los comedores escolares o los centros de ayuda a la drogadicción cuando es para bajar el recibo de la electricidad de 3 millones de usuarios.

 

Otros 3.4€ (6.7%)

La falta de datos nos obliga a realizar suposiciones. Por eliminación faltan por incluir en el recibo las subvenciones al carbón y a la moratoria nuclear. Este dinero también está dirigido a generar electricidad.

Estoy en contra de las subvenciones al carbón de origen nacional, es una energía muy cara y sin futuro, por lo que no tiene sentido mantenerla. Las subvenciones al carbón deberían proceder de los presupuestos generales del estado y se deben reducir a cero ya.

El pago por la moratoria nuclear es un coste político por decisiones en el pasado y lo mejor es que está próximo a terminarse el pago que ya es reducido.

 

Resumen

La información ofrecida por Iberdrola es capciosa. Pretende hacernos creer que gran parte del recibo es para pagar cosas ajenas a la electricidad con un redactado confuso, lo que es incorrecto. A excepción de la carga fiscal (que es excesiva), el resto de costes son imputables a costes eléctricos. Aunque muchos de estos costes son debidos a decisiones políticas arbitrarias. El gráfico debería quedar así (reconozco que mi gráfico no es tan bonito como el de Iberdrola con la bombilla, pero teniendo en cuenta que no me gano la vida con esto…):

Un redactado más exacto como éste daría una información más completa a los consumidores

Un redactado más exacto como éste daría una información más completa a los consumidores

La subida de la luz que ha experimentado la electricidad en los 6 últimos años es por culpa de decisiones políticas propiciadas principalmente por el gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero. Son las subvenciones a las energías renovables las que han disparado el coste de la electricidad. Iberdrola tiene razón en culpar a otros de la subida de la electricidad, pero lo ha hecho de una forma inexacta y confusa.

Evolución del precio de la electricidad: Europa vs España

La reciente noticia de que el precio de la electricidad bajará este abril por primera vez en años me ha conmocionado de tal manera que he recopilado la subida producida en los precios de la electricidad en los últimos años. La electricidad ha subido mucho en los últimos años en España. La diferencia es más sangrante si se compara con otros países de la unión europea.

Precios de la electricidad para consumidores industriales en Europa 2007-2011. Precios en céntimos de euro. Fuente Eurostat.

Precios de la electricidad para consumidores industriales en Europa 2007-2011. Precios en céntimos de euro. Fuente Eurostat.

El gráfico es demoledor, en 2007 España tiene unos precios similares a la media europea. La mala política en renovables en los años 2008 y 2009 aumentan el precio de la electricidad fuertemente en España. España logra así tener la electricidad más cara entre los países grandes.

Incremento interanual del precio de la electricidad para consumidores industriales.

Incremento interanual del precio de la electricidad para consumidores industriales. Fuente: Eurostat.

No hay que confundir, España no tiene unos costes eléctricos elevados por las energías renovables. España tiene unos costes eléctricos altísimos por una mala política de energías renovables. Alemania aumenta fuertemente su parte de producción renovable (20% en la actualidad) sin elevar en demasía su factura eléctrica. Esto lo consigue con un incremento gradual en la producción renovable.

Francia tiene un coste sensiblemente inferior al resto de países. Sin ser un especialista en la producción eléctrica del país galo aventuro a decir que la gran contribución de la energía nuclear contribuye a estabilizar el precio del kilowatio francés.

Un precio contenido de la factura eléctrica es fundamental para la competitividad de un país. El precio de la electricidad se añade al precio de todos los bienes producidos en un país. El precio de la energía (junto con las infraestructuras y la educación) es uno de los factores clave para garantizar la competitividad de un estado. Un precio bajo de la electricidad es esencial para conseguir exportar más al exterior y, por tanto aumentar el empleo.

El objetivo de un gobierno en política energética debe ser, por este orden:

  1. Garantizar el suministro.
  2. Reducir el coste económico al máximo.
  3. Minimizar el coste medioambiental.

Es de lamentar que en el pasado las prioridades del gobierno fuesen otras.

Mucho me temo que el descenso del precio de la electricidad en abril de 2013 será una tregua temporal. El déficit de tarifa sigue creciendo y sólo se puede resolver aumentando el precio de la electricidad o recurriendo a los presupuestos generales del estado. La maltrecha situación de los presupuestos augura un inexorable aumento del recibo de la luz en el futuro.

Como ahorrar dinero con el termo eléctrico

Calentar agua caliente es bastante caro, unos 300 euros anuales con un termo eléctrico. Puede ahorrarse unos euros con los consejos que doy a continuación, el consejo más audaz es el último, que consiste en conectar el termo con un programador horario. Con este pequeño truco se puede ahorrar hasta 36 euros anuales.

Programador horario instalado en un termo eléctrico

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

No me detendré mucho en los consejos habituales para ahorrar agua caliente:

  • Ducharse en lugar de bañarse (con la vida de locos que llevamos lo de bañarse ya parece un lujo del pleistoceno, por el tiempo necesario sobre todo).
  • Usar el agua imprescindible (es decir, usar el agua sólo para remojar y aclarar. Debo decir que seguir este consejo se me hace algo cuesta arriba en el crudo invierno).
  • Un consejos más “raterillo” es bañarse siempre que uno pueda en casa ajena (polideportivo, piscina municipal tras realizar cualquier actividad, aunque con los recortes a veces ni ellos tienen agua caliente, como he podido comprobar en mis propias carnes).
  • Ducharse con agua fría (no gasto el tiempo con esto por razones obvias).

Antes de seguir con más consejos tengo que aclarar algunos conceptos de la transmisión de calor. Afortunadamente no recuerdo las fórmulas que la rigen, que son de lo más entretenidas, así, no os aburriré con ellas, pero sí que os puedo transmitir uno de sus principios fundamentales: “La transmisión de calor entre dos cuerpos es más intensa cuanto mayor es la diferencia de temperatura entre ambos”. Esto es, un hierro calentado al rojo se enfría rapidísimamente con el aire que lo rodea, baja de 1000 ºC a pocos cientos en segundos. Sin embargo, le cuesta más tiempo pasar desde 100º hasta la temperatura ambiente.

Lo que nos lleva a una interesante reflexión: ¿Por qué para enfriar un café caliente lo mezclamos de inmediato con la leche tibia? Lo más correcto para enfriarlo rápido es dejar que se enfríe por sí solo cuando está muy caliente unos instantes, y luego añadirle la leche.

Ahora ya podemos seguir con más consejos:

Aumentar el aislamiento del termo eléctrico.Hay que ser un poco manitas y el resultado no es muy estético, pero no cuesta mucho (económicamente hablando unos 30€) mejorar el aislamiento que trae el termo de fábrica comprando un material aislante (por ejemplo lana de vidrio de 6 cm de espesor) y envolviendo al termo “como si tuviera frío”. Hay que envolver sólo los laterales y la parte superior. Según la OCU esta medida supone un ahorro de 36 euros anuales, por lo que se amortiza en poco más de un año.

Reducir la temperatura del termostato del termo de agua, con 60 ºC es suficiente. Algunos termos tienen la posibilidad de regular la temperatura del agua caliente. En algunos casos el termostato no está visible y hay que desmontar la carcasa exterior. En todo caso, al reducir la temperatura del agua se disminuyen las pérdidas de calor con el entorno y el termo consumirá menos energía. Este consejo es particularmente útil si tenemos un termo grande. Si no disponéis de un termo grande (como es mi caso, que tengo un termo liliputiense a juego con el pisito) no conviene reducir mucho la temperatura porque os podéis quedar sin agua caliente en plena ducha. Esta es otra forma de ahorrar, además es buena para la circulación…

Instalar un programador horario. Si el agua del termo está fría no puede tener pérdidas con el entorno. Con un programador horario podemos  programar el termo para que caliente el agua sólo cuando vayamos a ducharnos. Así se puede programar para que haya agua caliente justo antes de levantarnos y por la tarde, cuando volvamos a casa.

Una ventaja adicional de esta medida es que ayuda a reducir el pico de consumo de una vivienda, me explico. Si tenéis problemas con la potencia contratada porque salta el interruptor general es porque conectáis muchos aparatos a la misma hora. Podéis programar el termo para que no se conecte a las horas de hacer las comidas, por ejemplo. Así os puede ayudar a que no tengáis que subir la potencia contratada, claro que no hace milagros.

En mi experiencia aconsejo utilizar programadores digitales, los mecánicos domésticos que he usado se rompen con bastante facilidad (al menos los que he probado). Además con el programador digital (y un poco de paciencia) podréis programar los días laborables y los días festivos (en los que no es tan fácil averiguar un patrón de consumo).

Por hacer algún número he calculado las pérdidas que tiene un termo al que he tenido acceso. Se trata de un termo eléctrico de 150l, que he dejado toda la noche apagado y he medido su temperatura por la noche y a la mañana siguiente después de 8 horas.

Temperatura inicio  64ºC
Temperatura fin  61ºC
Pérdidas kwh  0.53
Pérdidas anuales por pérdidas en las 8 horas nocturnas  27 €
Medición de temperatura

Medición de temperatura de agua

Si conseguimos que el termo se programe de forma que caliente el agua sólo antes de cada utilización y tras utilizar el agua el termo permanezca apagado hasta el siguiente consumo nos ahorraremos las pérdidas de calor, que pueden ser mayores a esos 27€.

De todas formas, tanta tecnología y tanta leche, y nada como lo que hacía mi abuela, que enchufa el termo sólo cuando se iba a duchar y luego lo apagaba.

¿Interesa cambiar los tubos fluorescentes por LED?

Este artículo está en revisión hasta determinar el consumo exacto de los tubos fluorescentes. En su día se realizó un cálculo en el que se asignó un valor para el factor de potencia que se ha mostrado incorrecto.

Sí que puedo afirmar que los tubos LED duran más tiempo y consumen menos.

¿Cómo funciona el pool eléctrico?

Una vez leí que si te explican el funcionamiento del sistema eléctrico y lo entiendes es que te lo han explicado mal. Hoy me enfrentaré a ese mantra, e intentaré explicar el funcionamiento del sistema de fijación de precios del mercado eléctrico, el famoso “pool”, del que tanto se habla. Lo haré de forma muy simplificada.

El sistema intenta casar una demanda de electricidad con la oferta disponible en ese momento. Por ello una de sus esencias es la renovación constante del mismo, el “pool” se establece para cada hora, de cada día.

PASO 1: ¿Cuánta energía hace falta?

Así para las 16.00 horas de mañana OMIE, la compañía que opera el mercado de producción de energía eléctrica en la península ibérica, realiza una previsión de demanda. La previsión se basa fundamentalmente en el consumo del año anterior por estas fechas y en la previsión meteorológica. También pueden influir fenómenos anormales como huelgas, festivos o grandes acontecimientos deportivos.

En ese momento cada generador fija un precio para cada central productora de electricidad. Veámoslo con un ejemplo. Imaginemos que mañana de 16 a 17 España necesita 1000 MWh, según la previsión de Red Eléctrica.

PASO 2: ¿Qué precio ofertas y cuanta cantidad?

Los generadores de electricidad ofertan cantidad que pueden producir y a un precio, de forma simplificada tenemos:

Los ciclos combinados funcionan con gas natural.

Por supuesto la hidraúlica es una energía renovable, pero hay que separarla de las tecnologías sujetas a régimen especial y que reciben subvenciones (como la eólica, la solar, termosolar, cogeneración…)

Paso 3: Ordenamos las ofertas por precio:

Paso 4: ¿A quién le voy a comprar?

Hemos dicho en el paso 1 que son necesarios para esa hora 1000 MWh de electricidad. En el gráfico siguiente las bandas de azul oscuro van sumando las potencias. De esta forma con las tecnologías renovable, nuclear, hidraúlica y carbón se consiguen los 1000 MWh.

Por tanto no se comprará la energía ofertada por los ciclos combinados. A esa hora estarán apagados.

Paso 5: ¿A qué precio compraré la energía?

Desde luego esto es lo más curioso. La última tecnología en entrar al sistema ha sido el carbón. Su precio ofertado era de 60 €/MWh. Este será el precio “spot”, es decir el precio al cual se retribuirán a todos los generadores.

Algunas notas:

La energía nuclear muchas veces oferta un precio de 0€/MWh, lo hace para asegurarse de que entrará al sistema ya que las centrales no se pueden parar por unas horas. Los generadores nucleares están esperando que otros operadores aumenten el precio de generación. El sistema del “pool” pretende ser muy transparente, pero de esta forma los operadores de centrales nucleares ocultan el coste de su generación, lo que da lugar a muchas interpretaciones.

Los grandes perjudicados del sistema pool son los generadores de gas natural. Hay algunas centrales de gas natural que funcionan un número de horas inferior al que se propusieron sus inversores. Estas centrales ya tienen el suministro de gas comprado y si no lo pueden gastar lo revenden a otros operadores en el extranjero.

El sistema del “pool” ha sido muy criticado porque permite que las centrales nucleares e hidráulicas obtengan muchos beneficios, ya que sus centrales están amortizadas.

Los productores se defienden, el sistema “pool” funciona como un mercado liberalizado: si hay dos productores de patatas y uno las produce a 5 céntimos el kg y otro a 10 céntimos, el primero ganará mucho más, ya que le precio de compra es igual para ambos.

Sin embargo, los productores de energía nuclear e hidráulica “olvidan” que el sector de producción eléctrica no es totalmente libre, el gobierno (en muchas ocasiones para nuestra desgracia) dictamina con qué tecnologías se configura el sistema, no sólo por razones de coste, sino por seguridad en el suministro. En este contexto es razonable que se intente conseguir cierta equidad en los beneficios con la imposición de los nuevos impuestos por parte del ministro de industria. Desgraciadamente, no hay forma de saber si han acertado en la distribución de la fiscalidad. Los números no son el fuerte del ministerio de industria, los antecedentes de asignación de primas a las renovables no son halagüeños.

¿Por qué España tiene la electricidad más cara de Europa?

En realidad tenemos la tercera electricidad más cara de Europa, tras Chipre e Irlanda, que son dos islas. Pero había que darle dramatismo al título.

Fuente: Eurostat, precios de la electricidad en los hogares en el segundo semestre de 2011.

 

Este dato es muy perturbador. Tener una electricidad cara es nefasto para la competitividad de las empresas españolas. Es obligación del estado suministrar una electricidad fiable y barata que permita el desarrollo de la industria. Lamentablemente, en los últimos años la política se ha alejado de estos postulados.

Las causas de este despropósito son varias. Comenzaremos por descomponer el precio de la electricidad en sus componentes y así desmenuzaremos el problema:

Costes relativos de las partes de la electricidad

En azul he marcado los costes razonables, como la generación (lo que pagamos a las centrales eléctricas para que produzcan la electricidad), el transporte y otros gastos del sistema. Dentro de la carpeta de otros gastos hay costes como las compensaciones a las islas para que su electricidad no sea más cara allí, o cosas tan variopintas como el coste de desbrozar la vegetación bajo las líneas eléctricas. Se incluye aquí lo que nos cuesta la Comisión Nacional de la Energía, lo que me parece ridículo. Es como si al comprar gasolina, además del IVA pagásemos una tasa para el mantenimiento de la Guardia Civil. Estamos pagando dos veces por lo mismo.

Los problemas vienen con las barras en gris.

Ayudas al carbón:

El carbón no tiene futuro ni económica ni medioambientalmente. Debe ser retirado del sistema de generación lo antes posible.

Déficit de tarifa acumulado:

El gobierno de Aznar redirigió toda su política para entrar en el euro. En este contexto para reducir la inflación redujo (más bien congeló) la tarifa eléctrica durante casi dos años. Lamentablemente se creó un problema nuevo (el déficit de tarifa) intentando evitar otro (la elevada inflación). Lo chocante es que el déficit de tarifa siguió creciendo aunque estuviésemos dentro del euro, ya con el ejecutivo de Zapatero.

Impuestos:

Toda actividad económica está gravada con impuestos, con ellos se sufraga el funcionamiento del Estado. Sin embargo, la electricidad además de soportar el IVA tiene un impuesto especial (aproximadamente el 5% de la factura). Se debería eliminar el impuesto especial de la tarifa eléctrica y obtener ese dinero por otras vías. Al menos se debería eliminar el impuesto especial para las industrias.

Primas al régimen especial:

En este capítulo se incluyen las primas tanto a la cogeneración como a las renovables. Las primas a las energías renovables tienen sentido al promocionar una energía que contribuye a estabilizar el precio de la electricidad, potencian un sector industrial con vocación exportadora y contribuyen a reducir el cambio climático. Desgraciadamente, un mal diseño de las primas dispararon las instalaciones (fotovoltaicas y termosolares) provocando un gran incremento de las primas. Las primas están razonadas pero al gobierno anterior se le escaparon de las manos y ahora su coste es prohibitivo.

Resumen

Una economía competitiva necesita de una electricidad barata. No es el caso de España. Las causas de una electricidad tan cara son:

La gran cantidad de impuestos que soporta la factura eléctrica. Estos impuestos se deberían reducir, al menos para las industrias.

El déficit de tarifa, que se debería haber atajado hace años.

Las elevadas primas a las energías renovables. El alto coste de la electricidad es en gran parte por estas primas. Estas subvenciones a unas energías tan prometedoras podrían provenir de los presupuestos generales. Desgraciadamente no se puede disminuir sus altos costes debidos errores del pasado.