Archivo de la etiqueta: contra incendios

Detectores de incendios incorrectamente instalados

Para bien, o para mal un ingeniero que trabaje en contra incendios usualmente no observa sus instalaciones en funcionamiento. Para ello sería necesario que ocurriese un incendio y que estuviese presente, lo que es muy improbable.

Debido a lo anterior las instalaciones contra incendios pueden estar incorrectamente instaladas y a pesar de ello nadie se percatará. Sin embargo algunos errores pueden ser percibidos a simple vista, como es el del caso que nos ocupa.

LOS HECHOS 

Detectores en vigas

Esta fotografía es del aparcamiento del supermercado Mercadona en la calle Cardenal Benlloch, en Valencia. En la misma se aprecia que los detectores han sido colocados directamente en la cercha, y no en el techo.

LA NORMATIVA DICE

UNE 23.007-14: Los detectores de calor se instalarán siempre directamente bajo el techo o la cubierta.

LA RAZÓN ES…..

En mi experiencia, en muchas ocasiones le he dicho a un instalador que una normativa indicaba que estaba realizando mal su trabajo. He recibido muchas respuestas, pero en muchas de ellas se dejaba ver el siguiente comentario:

-¿Por qué debemos seguir lo que dice un papel, si yo lo veo bien?.

A mi modo de ver, las normativas están para cumplirse. Sin embargo, hay que intentar averiguar las razones últimas de las normativas. Así podremos darles a los instaladores algún razonamiento adicional a simplemente que deben de cambiar su forma de actuar porque lo dice un papel.

En este caso la normativa exige que los detectores se instalen directamente sobre la cubierta.

La razón no es caprichosa. En un incendio el humo asciende por una columna y llega hasta el techo. En ese momento comienza a expandirse siguiendo un patrón horizontal. Primero ocupa los espacios más altos, va llenando de humo el espacio de arriba abajo. Llegará hasta el detector de humo instalado varios metros por debajo del techo, pero tardará. Ese retraso en dar la señal de alarma puede ser la diferencia entre un incidente sin importancia (si se detecta el incendio a tiempo y es controlado) y un siniestro grave (si el incendio gana en intensidad y produce daños severos).

Por eso la norma establece que los detectores deben estar en el techo, porque así detectarán rápidamente el incendio. Procuremos decir a los instaladores argumentos razonados para que realicen su labor en base a criterios lógicos y entendibles, y no en base a lo que diga un papel.