Archivo de la categoría: Mantenimiento

Recomendaciones de Seguridad en trabajos en cubierta II (instalación paneles fotovoltaicos)

ROTURAS DEL SOPORTE:

La mayoría de los accidentes ocurren por rotura del soporte.

  • Cubiertas ligeras

Las cubiertas ligeras no están diseñadas para que el personal transite por ellas. Son las formadas por:

    • Vidrio armado o no.
    • Amianto-cemento.
    • Chapa ondulada de espesor inferior a 100 mm.
    • Resinas de poliéster con o sin fibra de vidrio, cloruro de polivinilo, y más generalmente, polímeros termoplásticos.
    • Pizarra.
    • Tejas.

Puesto que no se debe caminar sobre este tipo de cubiertas directamente, se deben disponer pasarelas para el tránsito sobre estas cubiertas. El aluminio es un buen material para estos fines.

  • Lucernarios

Un operario pisa un lucernario o una placa en mal estado y su rotura provoca la caída. Para evitarlo:

-Cercar las partes problemáticas con barandillas. Es la mejor solución. No añaden excesivo peso a la cubierta y a la vez señalizan el peligro.

-Cubrir las zonas más débiles con emparrillados. Es una opción válida, pero pueden provocar tropiezos y añaden peso a la cubierta (además del de los paneles). Además, el emparrillado suele suponer mayores problemas en su instalación debido a su mayor peso. Por último el emparrillado limita el paso de la luz a través del lucernario, reduciendo su efectividad y dificultando tareas de mantenimiento, como la limpieza.

ELEMENTOS INDIVIDUALES DE PROTECCIÓN

  • Arnés

Se deben usar cuando no es posible, o no es práctico la utilización de barandillas o redes de seguridad. Los arneses pueden anclarse a un punto fijo o a una línea de vida. Es un método adecuado cuando se accede a la cubierta para realizar una reparación o un trabajo de mantenimiento.

  • Líneas de vida

Consisten en un cable que transcurre por la cumbrera de una cubierta a dos aguas. Su uso es muy recomendable pero hay que tener algunas precauciones:

-Su instalación a menudo es problemática, ya que los operarios no pueden utilizar la línea de vida todavía para asegurarse. Hay múltiples fabricantes que ofrecen soluciones para el problema. Sin duda un buen consejo es anticipar estos problemas y sus soluciones.

-Una vez instalada la línea de vida: ¿el acceso a la misma es el adecuado? Desde que un operario accede a la cubierta hasta que consigue asegurarse con la línea de vida debe caminar por la cubierta sin protección. Este desplazamiento debe realizarse por una pasarela especialmente acondicionada.

-La línea de vida debe de estar homologada, y es muy importante seguir exactamente las indicaciones que marca el fabricante. No sirve  utilizar sólo el cable homologado, todo el conjunto debe estarlo (anclajes, arneses, carros…).

No deben realizarse trabajos en solitario en la cubierta. Una caída de algunos metros parada por un arnés es dolorosa pero no entraña mayores peligros. Sin embargo, hay que rescatar al operario lo antes posible. Estos arneses no están pensados para sustentar a una persona durante largos periodos de tiempo. La circulación sanguínea se resiente y el malestar es importante. Se agrava a cada minuto que pasa. Para una rápida reacción es fundamental que los operarios trabajen en parejas (al menos) y que uno de ellos de la voz de alarma para iniciar las tareas de recuperación.

Recomendaciones de Seguridad en trabajos en cubierta I (instalación paneles fotovoltaicos)

La instalación de placas solares en cubiertas conlleva necesariamente la ejecución de trabajos en altura. Este tipo de instalación tiene sus riesgos que vamos a analizar en esta entrada.

Roof works

PRINCIPALES RIESGOS

  • Caídas en altura
  • Riesgo eléctrico por conductores cercanos mal protegidos.
  • Caídas de objetos.
  • Presencia de amianto en componentes de la cubierta (placas de fibrocemento).

El mayor riesgo es el de caídas en altura, que puede presentar diferentes causas:

  • Caídas al subir o bajar por medio de escaleras de mano, o utilizando escalas fijas sin proteger.
  • Caída desde la cubierta por su perímetro.
  • Caídas por rotura del soporte.

Para evitar estos riesgos se deben tomar las siguientes precauciones:

ACCESO A LA CUBIERTA

Lo primero es definir de forma segura el acceso a la cubierta. Lo ideal es diseñar algún tipo de acceso permanente. Los paneles solares requieren mantenimiento. Aunque sólo sea para su limpieza. El gasto del acceso permanente será amortizado, ya sea por la mayor seguridad, la mayor rapidez en el acceso o por el ahorro económico al no precisar plataforma elevadora.

  • Escaleras De Mano

Recordar que su extremo superior debe sobresalir al menos 1 metro y que es recomendable inmovilizarlas antes de su empleo. El mayor problema de las escaleras de mano es que no se pueden usar para subir objetos por ellas, por lo que hay que idear otro sistema para subir los paneles fotovoltaicos.

  • Plataformas Elevadoras

A menudo las plataformas se utilizan para acceder a un tejado. Se debe cuidar el tipo de plataforma que se usa. Las plataformas deben estar homologadas para ser abandonadas en altura. No todas permiten esta opción.

El mayor coste de una plataforma elevadora es su traslado a obra. Buscar un servicio cercano a la obra para disminuir el coste del traslado o intentar que algún vecino del polígono nos deje la suya son buenas formas de reducir costes. Atención a los préstamos de maquinaria, el seguro cubre sólo a la empresa que contrató el servicio. No es aconsejable sin dejar constancia del hecho.

Respecto a las escaleras facilitan mucho la subida de material a la cubierta, por ejemplo de las placas solares y del material de sujeción.

  • Protecciones Colectivas

Una de las primeras normas en seguridad y salud es que hay que anteponer las protecciones colectivas a las individuales. Las protecciones individuales requieren de equipo específico para cada persona (tallas diferentes) y de una actitud activa del trabajador para su colocación (actitud que desgraciadamente no siempre es muy colaboradora). En algunos casos, incluso requieren de un adiestramiento para su uso (caso de los arneses). Por todo lo anterior son preferibles las protecciones colectivas.

CAÍDAS POR EL PERÍMETRO

  • ¿Redes de seguridad o vallar el perímetro?

Es recomendable vallar el perímetro. Las redes se deterioran y son temporales. Las vallas perimetrales se pueden dejar de forma permanente, lo que es aconsejable para futuros trabajos de mantenimiento.

Las barandillas deben contar con rodapié, para evitar la caída de objetos.

  • Redes de seguridad

Es un buen sistema adicional de protección. Desde luego es recomendable instalarla siempre que se pueda. Sin embargo, no siempre se puede instalar por el tipo de edificio. La zona de la caída no debe superar los 6 metros.

Las redes deben revisarse. Es lamentable ver en algunas obras que las redes “han pescado” numerosos objetos como bloques de hormigón o puntales, estos objetos deben ser retirados para que la red pueda asegurar la integridad de una persona que pueda caer.

Principales averías de un aerogenerador

Los aerogeneradores están sufriendo un incremento de costes en su mantenimiento. Se espera que estos costes sigan aumentando debido al envejecimiento de los parques.

A continuación se relatan las averías que con más frecuencia afectan a los aerogeneradores. Se han clasificado en función del componente que las origina. (Pinchar sobre el gráfico para aumentarlo).

Principales averías de un aerogenerador

Probabilidad de aparición de averías en un aerogenerador según el tipo de componente

Estos datos se refieren a la tasa anual de fallos. Sin embargo, son un poco engañosos. Los principales fallos están generados por el sistema eléctrico y la electrónica de control. Sin embargo, estos desperfectos se solucionan relativamente rápido (en un margen de 2 a 4 días).
Por el contrario, los problemas causados por el generador o el multiplicador, se solucionan en más tiempo (8 días o más). Aunque la frecuencia de las averías en estos componentes sea menor, paralizan la actividad de los aerogeneradores casi tanto tiempo como otras averías más habituales.

Duración de las principales reparaciones de un aerogenerador

Duración en días de las principales reparaciones de un aerogenerador

CONCLUSIÓN
Si hay que priorizar el mantenimiento preventivo en algunos puntos se hará sobre los elementos que mayores probabilidades tienen de sufrir una avería, así como aquellos en los que esas averías son más graves.

FUENTE CENER-ISET

La importancia de monitorizar una instalación fotovoltaica

Muchos promotores de instalaciones fotovoltaicas pensaban que el mantenimiento de la instalación se limitaba a su limpieza y a cobrar la prima cada mes. Sin embargo, pueden ocurrir muchos incidentes que disminuyan la producción energética/económica. Detectar estos problemas inmediatamente supone un importante ahorro económico. A continuación expondremos algunos problemas comunes a las instalaciones fotovoltaicas:

PRINCIPALES PROBLEMAS EN UNA INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA

  • Rotura de módulos.
  • Suciedad.
  • Rotura de cables (roedores).
  • Rotura de fusible.
  • Robo de módulos.
  • Deficiente conexión de módulos.

Una instalación que sólo cuente con la información que le proporciona el contador de la energía eléctrica sólo podrá detectar estos problemas semanas, o incluso meses después de su aparición. Es necesario, por tanto, contar con un sistema que permita controlar la instalación fotovoltaica con más detalle. Cuanto mayores sean los parámetros a analizar, mejor se producirá el control, a cambio de un mayor coste.

POSIBLES VARIABLES A MONITORIZAR

  • Temperatura
  • Irradiancia
  • Velocidad del viento
  • Rendimiento inversor
  • Eficiencia módulos

CONTROL MÍNIMO
Desde luego lo mínimo a controlar es la irradiancia y la producción eléctrica. Comparando ésta con la producción de la planta podemos saber si la planta funciona correctamente.

Supervisar más variables ayudará a comprender el funcionamiento de la instalación y disminuirá el tiempo de reparación, ya que al tener más información se averiguará antes el origen del problema.

CONTROL REMOTO

La comodidad es importante, de poco sirven los controles si hay que ir a verificarlos a un lugar remoto. El control se hará preferiblemente mediante el envío de datos a un ordenador remoto. De esta forma se consiguen varios ahorros:

  • Se localizan antes los problemas (con la consiguiente rapidez en las reparaciones).
  • Se evitan desplazamientos (lo que ahorra tiempo y dinero).
  • Se facilita la sistemática en el control.

Desde aquí abogo por el control de al menos la irradiancia y la producción eléctrica/económica diaria de una planta fotovoltaica. Sólo así conseguiremos sacar el máximo partido a nuestra instalación.

P.D. Una interesante lista de comentarios sobre el tema puede ser encontrado en LinkedIn.