Recomendaciones de Seguridad en trabajos en cubierta II (instalación paneles fotovoltaicos)

ROTURAS DEL SOPORTE:

La mayoría de los accidentes ocurren por rotura del soporte.

  • Cubiertas ligeras

Las cubiertas ligeras no están diseñadas para que el personal transite por ellas. Son las formadas por:

    • Vidrio armado o no.
    • Amianto-cemento.
    • Chapa ondulada de espesor inferior a 100 mm.
    • Resinas de poliéster con o sin fibra de vidrio, cloruro de polivinilo, y más generalmente, polímeros termoplásticos.
    • Pizarra.
    • Tejas.

Puesto que no se debe caminar sobre este tipo de cubiertas directamente, se deben disponer pasarelas para el tránsito sobre estas cubiertas. El aluminio es un buen material para estos fines.

  • Lucernarios

Un operario pisa un lucernario o una placa en mal estado y su rotura provoca la caída. Para evitarlo:

-Cercar las partes problemáticas con barandillas. Es la mejor solución. No añaden excesivo peso a la cubierta y a la vez señalizan el peligro.

-Cubrir las zonas más débiles con emparrillados. Es una opción válida, pero pueden provocar tropiezos y añaden peso a la cubierta (además del de los paneles). Además, el emparrillado suele suponer mayores problemas en su instalación debido a su mayor peso. Por último el emparrillado limita el paso de la luz a través del lucernario, reduciendo su efectividad y dificultando tareas de mantenimiento, como la limpieza.

ELEMENTOS INDIVIDUALES DE PROTECCIÓN

  • Arnés

Se deben usar cuando no es posible, o no es práctico la utilización de barandillas o redes de seguridad. Los arneses pueden anclarse a un punto fijo o a una línea de vida. Es un método adecuado cuando se accede a la cubierta para realizar una reparación o un trabajo de mantenimiento.

  • Líneas de vida

Consisten en un cable que transcurre por la cumbrera de una cubierta a dos aguas. Su uso es muy recomendable pero hay que tener algunas precauciones:

-Su instalación a menudo es problemática, ya que los operarios no pueden utilizar la línea de vida todavía para asegurarse. Hay múltiples fabricantes que ofrecen soluciones para el problema. Sin duda un buen consejo es anticipar estos problemas y sus soluciones.

-Una vez instalada la línea de vida: ¿el acceso a la misma es el adecuado? Desde que un operario accede a la cubierta hasta que consigue asegurarse con la línea de vida debe caminar por la cubierta sin protección. Este desplazamiento debe realizarse por una pasarela especialmente acondicionada.

-La línea de vida debe de estar homologada, y es muy importante seguir exactamente las indicaciones que marca el fabricante. No sirve  utilizar sólo el cable homologado, todo el conjunto debe estarlo (anclajes, arneses, carros…).

No deben realizarse trabajos en solitario en la cubierta. Una caída de algunos metros parada por un arnés es dolorosa pero no entraña mayores peligros. Sin embargo, hay que rescatar al operario lo antes posible. Estos arneses no están pensados para sustentar a una persona durante largos periodos de tiempo. La circulación sanguínea se resiente y el malestar es importante. Se agrava a cada minuto que pasa. Para una rápida reacción es fundamental que los operarios trabajen en parejas (al menos) y que uno de ellos de la voz de alarma para iniciar las tareas de recuperación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s