El hidrógeno no es la solución

Cuando era pequeño veía un programa llamado “Esto es increíble”, solían mostrar avances tecnológicos que algún día llegarían a nuestros hogares. En ese programa vi por primera vez un CD, y también vi un coche (una furgoneta más bien) alimentado con hidrógeno, funcionaba como cualquier vehículo normal y la mayor diferencia era que ante la cámara el presentador bebía el agua que salía del tubo de escape. Dos décadas después el CD llegó al mundo de la música, desbancó al vinilo para posteriormente ser fagocitado por los reproductores de MP3, éstos a su vez han sido desbancados por los teléfonos móviles. Sin embargo, los coches de hidrógeno siguen sin aparecer. Algunas marcas tienen modelos en preproducción, pero no salen al mercado. ¿La razón? Básicamente la dificultad para encontrar un punto de abastecimiento (hidrogeneras).

Es un círculo vicioso, como no hay hidrogeneras no se fabrican coches de hidrógeno, y como no hay coches de hidrógeno no se instalan hidrogeneras.

El problema, sin embargo, es más complejo. Desarrollar la logística del hidrógeno llevaría años. Las fases de la cadena de suministro serían las siguientes:

Cadena de suministro de hidrógeno

Fases de suministro de hidrógeno (en rojo fases con problemas medioambientales o tecnológicos)

Aún quedan desafíos tecnológicos por resolver, especialmente el almacenamiento en el vehículo presenta numerosos problemas. Otras etapas (como el almacenamiento logístico o el transporte), aunque estén maduras tecnológicamente necesitan del desarrollo de toda una nueva industria.

OBTENCIÓN DE HIDRÓGENO

El hidrógeno es el elemento químico más abundante en el universo, pero su obtención no está exenta de problemas. El método más barato de obtener hidrógeno es a través del gas natural. Su principal problema es que se genera CO2 en el proceso. Obtener hidrógeno mediante electrólisis a partir de agua es un proceso muy caro por el momento. Si la energía eléctrica necesaria para la electrólisis se obtuviese a un precio asequible desde fuentes renovables se resolvería el problema de la generación del hidrógeno.

En cambio, el vehículo eléctrico tiene todos los pasos anteriores completados (ya existen redes de generación, transporte y venta de energía eléctrica). Es cierto que se debe mejorar la eficiencia y capacidad de las baterías en los vehículos. Mientras las baterías mejoran (y se abaratan), la solución temporal serán los híbridos enchufables, que están a punto de desembarcar en el mercado (Opel Ampera/Chevrolet Volt).

CONCLUSIÓN

Así pues los retos tecnológicos, medioambientales e industriales para el desarrollo del hidrógeno como vector energético son numerosos y no exentos de problemas. En la actualidad utilizar hidrógeno implica la liberación de CO2 en el proceso y requiere el desarrollo de toda una nueva industria de transporte y venta. Todo lo anterior me hace pensar que el vehículo de hidrógeno no será una realidad a gran escala para el transporte.

4 Respuestas a “El hidrógeno no es la solución

  1. Estoy de acuerdo contigo. no creo que el hidrógeno venga a solucionarnos el asunto del transporte, por lo menos a corto plazo.
    Para mí el problema fundamental está en la obtención del hidrógeno. Como díces está por todas partes, pero casi nunca solo, y hay que realizar diversos procesos antes de obtenerlo a solas, que es como se puede aprovechar para el transporte.
    La electrólisis seria la vía, pero las ingentes cantidades de electricidad que harían falta, y el coste que ello supone, hace que de momento no sea viable.
    Como dices el futuro está en abaratar el coste de las energías renovables, en el que vamos por buen camino.
    Además, el pretróleo está por las nubes, así que pronto el coste de la generación renovable (eólica), y de la generación por combustibles fósiles se van a asemejar…..

  2. Gracias por aportar Carlos. Efectivamente el coste de las renovables es cada vez más competitivo, bien por su abaratamiento, bien por el encarecimiento del petróleo.

  3. Pero las renovables están mas baratas por si mismas o por que cada vez están mas subvencionadas ?????

    • El coste de las renovables (sin subvenciones) es cada día más bajo. En 2008 sucedió un hecho puntual en España. Se produjo un incremento brutal en las instalaciones renovables (fotovoltaica especialmente) y consecuentemente las primas (subvenciones) se dispararon. Por tanto, las renovables no son cada vez más caras, sino que en ese año en concreto hubo un aumento de las primas por el mayor número de instalaciones. Este suceso se conoce como burbuja fotovoltaica. Si te sirve de consuelo comentarte que fuimos el primer país en sufrir una burbuja en renovables, más delito tienen países como Italia que repitieron el fenómeno de España dos años después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s